La crisis de obesidad en Argentina y cómo combatirla

titulo

Se trata de uno de los mayores problemas de salud que enfrenta la sociedad en la actualidad. Según recientes estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 603,7 millones de adultos y 107,7 millones de niños son obesos. La triste noticia para nuestro país es que se encuentra primero en la lista de los países con la mayor cantidad de ciudadanos obesos, la cifra es lapidaria: 23,1% de los adultos y 6,3% de los niños.

Entre los factores más relevantes que aportan a esta crisis son la “ingesta calórica y el gasto calórico”, según señala la OMS en un informe sobre las causas de la obesidad en la región. Además, agrega que la “ingesta de alimentos hipercalóricos con abundantes grasas y azúcares, pero con escasas vitaminas, minerales y otros micronutrientes saludables”.

Por su parte, la falta de ejercicio se explica, de acuerdo con el informe de la OMS, en el “aumento de la naturaleza sedentaria de muchas actividades recreativas, el cambio de los modos de transporte y la creciente urbanización”. Para muchas personas parece una trampa de la que no pueden salir, ya que ante el avance de la obesidad se hace más difícil ejercitarse.

Riesgos

Sin lugar a dudas, es un combo letal para el organismo, ya que el aumento de la grasa abdominal está asociado a diversos problemas como hipertensión, diabetes, ateroesclerosis y un incremento en el riesgo de muchos tipos de cáncer comunes al sistema digestivo, entre muchos otros peligros.

Para saber si estamos en sobrepeso u obesidad, la cuenta es simple y su resultado se le conoce como Índice de Masa Corporal o IMC. Si buscamos obtener el número, podemos consultar alguna calculadora online, o bien realizar la cuenta de forma manual dividiendo el peso por la altura al cuadrado.

La OMS realizó un compendio de recomendaciones de las que se desprenden estos puntos:

-Una de las claves para poder bajar de peso es lograr consumir la cantidad justa de calorías al día, pero sobre todo sumar nutrientes a esa dieta. La forma de lograr esto es comer saludable, ingiriendo más verduras que carne durante la semana, así como sumando condimentos y caldos saludables, libres de sodio y lípidos.

-La forma práctica de “engañar” al estómago es consumir caldos ricos en verduras y carnes magras, los líquidos suelen generar una sensación de saciedad más efectiva que algunos sólidos, evitando que comamos más calorías de las necesarias.

-Probar nuevos platos de otras gastronomías puede ayudarnos y mucho a bajar de peso. Por ejemplo, los japoneses suelen realizar porciones reducidas en tamaño, pero de un alto contenido de nutrientes. Para evitar “morirse” de hambre comen despacio, una de las claves según los expertos para lograr absorber los nutrientes necesarios.

-Las situaciones cotidianas son una forma de ponerse a prueba y lograr cambiar sedentarismo por ejercicio. Podemos caminar en vez de utilizar el auto para recorrer pocas cuadras, también se puede cambiar el delivery de pizza por algo más saludable como el sushi.

Compartir esta noticia en: | Add to Twitter | | Add to your del.icio.us del.icio.us | Digg this story Digg

Comentarios (0 publicado):

Publicar tu comentario comment
Por favor introduce el código que ves en la imagen:

  • email Enviar a amistad
  • print Imprimir
  • Plain text Texto sin formato